Saltar al contenido

¿Qué es el Banco Central Europeo – BCE? – Definición y Conceptos

La definición del el Banco Central Europeo (BCE); es el banco central responsable de la moneda única europea, el euro.

Su principal tarea es mantener el poder adquisitivo del euro y la estabilidad de los precios en la zona euro. El BCE fue establecido el 1 de junio de 1998. Su sede está en Frankfurt.

¿Qué es el Banco Central Europeo?

El BCE es responsable de la emisión del euro, de la definición de la política monetaria única de los países de la zona del euro y de la adopción de las decisiones necesarias para su aplicación.

Su principal tarea es mantener el poder adquisitivo del euro y, por tanto, la estabilidad de los precios en la zona del euro. La crisis financiera de 2007-2008 cambió la situación y obligó al BCE a asumir el objetivo de la estabilización financiera.

El BCE está en el corazón del Eurosistema, que comprende todos los bancos centrales nacionales de los países que se han unido a la moneda única. Ahora tiene la facultad de emitir moneda y definir la política monetaria y cambiaria a seguir.

La tarea principal del Banco Central Europeo es definir la política monetaria de los países de la zona del euro y garantizar principalmente la estabilidad de los precios y la estabilidad del valor del euro.

Entre sus otras funciones, el BCE protege el poder adquisitivo y apoya el crecimiento y el pleno empleo. También es un prestamista de último recurso en tiempos de grandes dificultades económicas, en particular para los bancos.

Organización del Banco Central Europeo

Los órganos decisorios del Banco Central Europeo son..:

el Consejo de Gobierno, que está compuesto por todos los miembros del Comité Ejecutivo del BCE y los gobernadores y presidentes de los bancos centrales nacionales (BCN) de los países de la zona del euro. Es el principal órgano decisorio del BCE, que define la política monetaria de la zona del euro, decide el nivel de los tipos de interés y coordina la acción de los bancos centrales;

el Comité Ejecutivo, que está formado por el Presidente del BCE, el Vicepresidente y otros cuatro miembros. Es el órgano operativo de toma de decisiones del BCE y del Eurosistema. Prepara las reuniones del Consejo de Administración y es responsable de la aplicación de la política monetaria y la gestión diaria del BCE;

el Consejo General, que está compuesto por el Presidente y el Vicepresidente del BCE, así como por los gobernadores y los presidentes de los bancos centrales nacionales de todos los Estados miembros de la Unión Europea. Como órgano representativo del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), tiene sobre todo una función analítica y de asesoramiento.

La política monetaria del BCE

El objetivo principal del Eurosistema es mantener la estabilidad de los precios. Para ello, el BCE se basa en los dos pilares del análisis económico y monetario.

La crisis financiera de 2007-2008 cambió la situación y exigió una intervención sin precedentes por parte de los bancos centrales de todo el mundo y, en particular, del BCE, que utiliza instrumentos cada vez más complejos. Sin embargo, los estatutos del BCE aún le prohíben financiar directamente las deudas públicas de los estados miembros de la zona euro.

El Eurosistema y el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC)

El Tratado de Maastricht asumió que todos los Estados miembros de la Unión Europea adoptarían el euro. Disponía que el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), es decir, el grupo formado por los bancos centrales nacionales de los países miembros y el Banco Central Europeo, asumiría todas las tareas relacionadas con la moneda única.

Pero algunos Estados miembros, como el Reino Unido y Dinamarca, no han adoptado el euro, y otros no están todavía en condiciones de introducirlo. En estas circunstancias, según los términos del Tratado de Lisboa, el Eurosistema, compuesto por el BCE y los BCN de los países de la zona del euro, desempeña un papel fundamental.

Principales tareas del Eurosistema: definición y ejecución de la política monetaria única; realización de operaciones de cambio de divisas y mantenimiento y gestión de las reservas oficiales de divisas de los Estados miembros; promoción del buen funcionamiento de los sistemas de pago y liquidación; emisión de billetes y monedas; recopilación de la información estadística necesaria para el desempeño de las demás tareas.