Saltar al contenido

¿Qué es Blanquear Dinero?

La principal causa para blanquear dinero negro es la codicia y la falta de empatía en todos sus aspectos. El blanqueo de dinero consiste en disfrazar los activos financieros para poder utilizarlos sin que se detecte la actividad ilegal que los produjo.

Mediante el blanqueo de dinero, el delincuente transforma el dinero ganado derivado de la actividad delictiva en fondos con un origen aparentemente legal.

Este proceso tiene consecuencias sociales devastadoras.

Por un lado, el blanqueo de capitales proporciona el combustible para que los narcotraficantes, terroristas, traficantes de armas y otros delincuentes puedan operar y ampliar sus empresas delictivas.

Si no se controla, el blanqueo de capitales puede erosionar la integridad de las instituciones financieras de nuestro país.

¿Qué es el blanqueo de dinero o capitales?

El objetivo de un gran número de actos delictivos es generar un beneficio para el individuo o grupo que los lleva a cabo.

El blanqueo de capitales es el procesamiento de estas ganancias criminales para disfrazar su origen ilegal.

Hablando llanamente es hacer legal el dinero que se ha ganado ilegalmente, ya sea por no haber pagado los impuestos correspondientes de ganar ese dinero o el generado por cualquier acción ilegal.

Este proceso es de vital importancia, ya que permite al delincuente disfrutar de estos beneficios sin poner en peligro su origen.

La venta ilegal de armas, el contrabando y las actividades de la delincuencia organizada, incluidos, por ejemplo, el tráfico de drogas y las redes de prostitución, pueden generar enormes cantidades de ganancias.

La malversación de fondos, el uso de información privilegiada, los sobornos y los esquemas de fraude informático también pueden producir grandes beneficios y crear el incentivo de «legitimar» las ganancias mal habidas mediante el blanqueo de dinero.

Cuando una actividad delictiva genera beneficios sustanciales, el individuo o grupo implicado debe encontrar una forma de controlar los fondos sin llamar la atención sobre la actividad subyacente o las personas implicadas.

Los delincuentes lo consiguen disfrazando las fuentes, cambiando la forma o trasladando los fondos a un lugar donde sea menos probable que llamen la atención.

¿Cómo blanquear dinero?

En la fase inicial -o de colocación- del blanqueo de capitales, el blanqueador introduce sus beneficios ilegales en el sistema financiero.

Esto puede hacerse dividiendo grandes cantidades de dinero en efectivo en sumas más pequeñas y menos llamativas que luego se depositan directamente en una cuenta bancaria, o comprando una serie de instrumentos monetarios (cheques, giros postales, etc.) que luego se recogen y depositan en cuentas en otro lugar.

Una vez que los fondos han entrado en el sistema financiero, tiene lugar la segunda fase, o de estratificación. En esta fase, el blanqueador realiza una serie de conversiones o movimientos de los fondos para alejarlos de su origen.

Los fondos pueden canalizarse a través de la compra y venta de instrumentos de inversión, o el blanqueador puede simplemente transferir los fondos a través de una serie de cuentas en varios bancos de todo el mundo.

Este uso de cuentas muy dispersas para el blanqueo es especialmente frecuente en aquellas jurisdicciones que no cooperan en las investigaciones contra el blanqueo de capitales.

En algunos casos, el blanqueador puede disfrazar las transferencias como pagos de bienes o servicios, dándoles así una apariencia legítima.

Tras haber procesado con éxito sus beneficios delictivos a través de las dos primeras fases, el blanqueador pasa a la tercera etapa -la integración-, en la que los fondos vuelven a entrar en la economía legítima. El blanqueador puede optar por invertir los fondos en bienes inmuebles, activos de lujo o empresas.

¿Dónde se produce el blanqueo de capitales?

Como el blanqueo de capitales es una consecuencia de casi todos los delitos que generan beneficios, puede producirse prácticamente en cualquier parte del mundo.

Por lo general, los blanqueadores de capitales tienden a buscar países o sectores en los que hay un bajo riesgo de detección debido a la debilidad o ineficacia de los programas contra el blanqueo de capitales.

Dado que el objetivo del blanqueo de capitales es devolver los fondos ilegales al individuo que los generó, los blanqueadores suelen preferir mover los fondos a través de sistemas financieros estables.

La actividad de blanqueo de capitales también puede concentrarse geográficamente según la fase en la que se encuentren los fondos blanqueados.

En la fase de colocación, por ejemplo, los fondos suelen procesarse relativamente cerca de la actividad subyacente; a menudo, pero no en todos los casos, en el país donde se originan los fondos.

En la fase de estratificación, el blanqueador puede elegir un centro financiero offshore, un gran centro de negocios regional o un centro bancario mundial, es decir, cualquier lugar que ofrezca una infraestructura financiera o comercial adecuada.

En esta fase, los fondos blanqueados también pueden transitar únicamente por cuentas bancarias en diversos lugares en los que pueda hacerse sin dejar rastros de su origen o destino final.

Por último, en la fase de integración, los blanqueadores pueden optar por invertir los fondos blanqueados en otros lugares si se han generado en economías inestables o en lugares que ofrecen oportunidades de inversión limitadas.

¿Cuánto dinero se blanquea al año?

Por su propia naturaleza, el blanqueo de capitales es una actividad ilegal llevada a cabo por delincuentes que se produce al margen de las estadísticas económicas y financieras normales.

Junto con otros aspectos de la actividad económica clandestina, se han presentado estimaciones aproximadas para dar una idea de la magnitud del problema.

Algunos informes llegan a asegurar que como mínimo se llega al 3,6% del PIB mundial, y que el 2,7% se blanqueó.

Esto se ajusta a la estimación ampliamente citada del Fondo Monetario Internacional, que declaró que el tamaño agregado del blanqueo de dinero en el mundo podría estar entre el dos y el cinco por ciento del producto interior bruto mundial.

En aquel momento, la cifra más baja equivalía aproximadamente al valor de la producción total de una economía del tamaño de España.

Sin embargo, las estimaciones anteriores deben tratarse con precaución. Pretenden dar una estimación de la magnitud del blanqueo de capitales.

Debido a la naturaleza ilegal de las transacciones, no se dispone de estadísticas precisas y, por tanto, es imposible elaborar una estimación definitiva de la cantidad de dinero que se blanquea globalmente cada año. Por ello, el GAFI no publica ninguna cifra al respecto.

¿Cómo afecta el blanqueo de dinero en la Economía?

Los blanqueadores buscan continuamente nuevas vías para blanquear sus fondos.

Las economías con centros financieros en crecimiento o en desarrollo, pero con controles inadecuados, son especialmente vulnerables, ya que los países con centros financieros establecidos aplican regímenes integrales contra el blanqueo de capitales.

Las diferencias entre los sistemas nacionales de lucha contra el blanqueo serán aprovechadas por los blanqueadores, que tienden a trasladar sus redes a países y sistemas financieros con medidas débiles o ineficaces.

Algunos podrían argumentar que las economías en desarrollo no pueden permitirse ser demasiado selectivas en cuanto a las fuentes de capital que atraen. Pero posponer la acción es peligroso.

Cuanto más se posponga, más arraigada puede estar la delincuencia organizada.

Al igual que ocurre con la integridad dañada de una institución financiera individual, existe un efecto amortiguador sobre la inversión extranjera directa cuando se percibe que los sectores comercial y financiero de un país están sujetos al control y la influencia de la delincuencia organizada.

La lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo forma parte, por tanto, de la creación de un entorno favorable a las empresas, que es una condición previa para un desarrollo económico duradero.

¿Cómo afecta el blanqueo de capitales a las empresas?

La integridad del mercado de servicios bancarios y financieros depende en gran medida de la percepción de que funciona en un marco de elevadas normas legales, profesionales y éticas. La reputación de integridad es uno de los activos más valiosos de una institución financiera.

Si los fondos procedentes de actividades delictivas pueden procesarse fácilmente a través de una institución concreta -ya sea porque sus empleados o directores han sido sobornados o porque la institución hace la vista gorda ante la naturaleza delictiva de dichos fondos-, la institución podría verse arrastrada a una complicidad activa con los delincuentes y convertirse en parte de la propia red delictiva.

Las pruebas de dicha complicidad tendrán un efecto perjudicial en las actitudes de otros intermediarios financieros y de las autoridades reguladoras, así como de los clientes ordinarios.

En cuanto a las posibles consecuencias macroeconómicas negativas del blanqueo de capitales sin control, se pueden citar los cambios inexplicables en la demanda de dinero.

Los riesgos prudenciales para la solidez de los bancos, los efectos de contaminación en las transacciones financieras legales y el aumento de la volatilidad de los flujos internacionales de capital y de los tipos de cambio debido a las transferencias transfronterizas de activos no previstas.

Además, al premiar la corrupción y la delincuencia, el éxito del blanqueo de capitales daña la integridad de toda la sociedad y socava la democracia y el Estado de Derecho.