Saltar al contenido

Levantar Embargo Cuenta Bancaria

Levantar un embargo de la cuenta bancaria es lo primero que pensamos cuando recibimos la notificación o el mensaje de diferentes formas.

Para la mayoría de nosotros, la palabra Embargo está relacionada con algún tipo de sanción que un país o gobierno impone a otro. Si buscas en Google la palabra Embargo verás algo así;

Embargo – «Retención por orden judicial de un bien perteneciente a una persona, para asegurar la satisfacción de una deuda, el pago de las costas judiciales o el pago de la responsabilidad derivada de un delito.»

¿Qué es un embargo?

Un embargo es una orden procedente de un Tribunal o de entidades públicas, dirigida a embargar los fondos de la cuenta del cliente para satisfacer una deuda contraída por un deudor (cliente) con un acreedor.

Como consecuencia, cualquier banco en España tiene la obligación legal de retener los saldos de su cuenta para ser transferidos posteriormente al acreedor (entidad pública o a la cuenta especificada por el tribunal).

Los acreedores pueden ser la Agencia Tributaria, la Seguridad Social o cualquier oficina de la administración pública y los Tribunales como resultado de un proceso judicial.

Cuando bloqueemos el saldo de tu cuenta como consecuencia del embargo, recibirás un mensaje en tu bandeja de entrada segura con la siguiente información:

Acreedor
Número de embargo
Saldo a embargar
Saldo retenido

¿Qué puedes hacer para levantar el embargo de una cuenta Bancaria?

Te recomendamos que te pongas en contacto con el acreedor en primera instancia para llegar a un acuerdo de pago o para que se levante el embargo si lo consideran oportuno.

Cuando se le notifique el embargo por primera vez, normalmente dispondrá de un periodo de tiempo en el que podrá presentar un recurso.

La notificación que reciba debe establecer sus derechos para oponerse al embargo y puede identificar las exenciones que permitirían que se le entregaran los fondos. La notificación debe indicar los plazos para objetar o impugnar el embargo. También identificará al acreedor y el caso en el que se ha dictado el embargo.

En la mayoría de los casos, para impugnar o levantar el embargo, tendrá que presentar documentos ante el tribunal indicando al juez por qué cree que el embargo es inapropiado.

Los Bancos no puede realizar ninguna acción en este sentido ya que estamos obligados legalmente a aplicar el embargo de fondos y transferirlo si no recibimos una orden de liberación en el tiempo determinado por la ley.

¿Cuánto tiempo se tarda en transferir los fondos embargados al acreedor?

La transferencia de los fondos se ejecuta en diferentes tiempos dependiendo del tipo de acreedor que haya ordenado el embargo.

Normalmente son 20 días (Juzgados o Hacienda) y 10 días para embargos procedentes de la Seguridad Social.

El importe se transferirá directamente a la entidad o al juzgado que ha dictado la orden. Estos fondos no pueden ser transferidos a terceros o al deudor en ningún caso (la única excepción es si el embargo se levanta antes del plazo de pago).

¿Se puede evitar el embargo?

Sencillamente, intente hacer todos sus pagos y no se endeude para evitar tener que intentar levantar un embargo.

Si tiene problemas para pagar una deuda, ya sea de impuestos, un préstamo o una hipoteca, asegúrese de dirigirse primero al departamento correspondiente e intentar resolver el problema. Enterrar la cabeza en la arena, esperando que desaparezca, no suele ser un enfoque eficaz.

Siempre es mejor enfrentarse al problema e intentar solucionarlo antes de que las cosas se salgan de control.

¿Pueden embargar mis bienes y otros activos?

Sí, pueden.

Hay un orden de bienes que pueden ser embargados. Son los siguientes

Dinero y cuentas bancarias
Acciones, cánones, depósitos y otros activos financieros
Metales o piedras preciosas, oro, joyas y arte
Ingresos por alquileres
Intereses u otras formas de ingresos
Coches, barcos, ganado u otros bienes muebles
Acciones de empresas
Bienes inmuebles
Sueldos, pensiones o rentas del trabajo
Créditos o derechos que puedan aplicarse a largo plazo
Si le notifican un embargo, no se asuste. Los embargos son muy comunes aquí en España. Lo primero que hay que hacer es averiguar quién ha iniciado el embargo y tratar con él directamente para resolver el problema.

¿Debería seguir haciendo depósitos bancarios después de que mi cuenta esté embargada?

Incluso después de que su cuenta bancaria esté congelada, probablemente pueda seguir haciendo depósitos. Pero podría arriesgarse a que los nuevos depósitos se congelen también.

Si toda tu cuenta está congelada, tendrás que suspender los depósitos directos para estar seguro de que tendrás acceso a tu dinero. Si el banco acepta el depósito, podría ser congelado junto con el resto del dinero de la cuenta.

¿Se retendrá todo el saldo o dinero de mi cuenta bancaria?

Un embargo sólo suele congelar el importe que se debe. El resto de sus fondos deberían estar disponibles para ser retirados. Dependiendo de los fondos que tenga en la cuenta, la cantidad embargada de la deuda puede ser tomada en un solo pago o en una serie de meses o incluso años.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que hay una determinada cantidad que no debe ser embargada y que se clasifica como gastos de manutención.

Así, no se deben tocar los 950 euros que es el salario mínimo interprofesional vigente en España para 2021. Además, los pagos de las facturas de servicios públicos y los débitos directos tampoco están embargados, ya que son esenciales para que usted pueda salir adelante.

Todo lo que esté por encima de esto puede ser embargado y se hace en una escala de porcentaje variable.

En algunos casos, una cuenta puede ser congelada por completo, lo que significa que usted no puede acceder a ningún fondo en la cuenta.

Esto puede deberse a una serie de razones, por ejemplo, el banco puede necesitar más documentación o un documento de identidad para aclarar su situación de residencia, o si alguien ha fallecido y se trata de una cuenta conjunta.