Saltar al contenido

Dejar de ser Titular de una Cuenta Conjunta

Sí que es posible dejar de ser titular en una cuenta conjunta con otros titulares, además se puede dejar de ser sin la necesidad del consentimiento de los otros u otro titular

Como es lógico, no pueden obligarte a estar en una cuenta conjunta si tú no quieres.

Un requisito es informar al resto de titulares de la cuenta bancaria, que vas a dejar de ser titular.

Esto lo puedes hacer tú mismo o el banco directamente.

Esta renuncia del titular de la cuenta es con carácter  unilateral.

Debido a esto no se necesita el consentimiento de los otros titulares de la cuenta de banco, ni de la entidad financiera.

¿Cómo Dejar de ser Titular de una Cuenta Conjunta?

Como ya sabes si posees una cuenta abierta en una entidad financiera o banco con otros titulares y por los  motivos que sean vas a darte de baja, lo podrás hacer sin pedir la autorizacón del resto de titulares.

El banco correspondiente si que podrá hacer una nueva cuenta o dejar la de siempre.

El procedimiento a seguir para dejar de ser titular de una cuenta del banco sería:

  • El primer paso es ir a tu entidad financiera y solicitar la baja como titular por escrito. La banco comunicará al resto de titulares el cambio, ya sea uno más o varios.
  • Tu solicitud no necesitará el consentimiento de los otros cotitulares, con excepción, y es que no haya una causa justificada, como por ejemplo, la existencia de contratos que afecte a quien quiera darse de baja en la cuenta o que la cuenta tenga saldo deudor.

Si te no tienes ninguna causa que justifique que no puedas salir de titular de una cuenta, y el banco te pone problemas, o quieres resolver alguna duda, te dejamos a continuación los datos del Banco de España.

Puedes hacernos tu consulta vía telefónica (900.545.454/ 913.388.830) o escrita, mediante formulario de contacto, presencialmente en la sede del Banco de España en Madrid o en cualquiera de sus sucursales o dirigiéndote directamente a:

Banco de España, Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones, C/ Alcalá 48, 28014, Madrid.

Por lo que poco más se puede decir de como dejar de ser titular de una cuenta en la que hay más de una persona de titular, es fácil y rápido dependiendo de varios factores, como la disposición de los empleados de tu sucursal o la política que siga tu banco en cuanto a atención al cliente.

¿Qué significa ser titular de una cuenta conjunta?

Como regla general, cuando abres una cuenta conjunta y firmas el contrato con el banco que has elegido, los cotitulares son los propietarios de los bienes de la cuenta y del dinero que se deposite a lo largo del tiempo, al igual que de los descubiertos si los hubiese.

Tienes la posibilidad de distribuir la titularidad equitativamente o de formas distintas.

De lo que se desprenden distintos tipos de ser titular en una cuenta bancaria, siendo importante la elección a efectos fiscales.

Tipos de cotitularidad en una cuenta compartida

Como hemos mencionado anteriormente estos son los distintos tipos de titulares que pueden existir en una cuenta de un banco:

  1. Cuenta con titularidad solidaria o indistinta. En esta cuenta es repartida la titularidad a partes iguales y todos los que son titulares pueden realizar las operaciones por su cuenta, cuando quieran y con total libertad, además no necesita el el consentimiento, ni la autorización del resto de titulares. Suelen ser las más utilizadas por matrimonios, parejas, entre hijos y padres….
  2. Cuenta con titularidad subordinada. Existen diferentes niveles para los titulares. Están los que tienen rango superior y estos pueden operar sin ningún tipo de restricciones y sin necesidad de autorización de los demás titulares. Los de rango inferior se diferencian en que necesitarán permiso para realizar algunos tipos de operaciones. Es muy utilizada para controlar a menores en una cuenta bancaria.
  3. Cuenta con titularidad mancomunada. En esta haría falta la aprobación o consentimiento del resto de cotitulares para realizar determinadas operaciones, como puede ser retirar efectivo, contratar préstamos y otros tipos de contratos.

Diferencias entre un titular y un autorizado de una cuenta

No debemos equivocarnos entre estar como titular en una cuenta y estar autorizado en una cuenta bancaria para poder operar con el dinero o fondos que tenga dicha cuenta. Estos dos conceptos son diferentes aunque si son iguales en lo que respecta a poder utilizar los fondos o el dinero de la cuenta.

Tiene que quedar claro que es el titular el que es el propietario del dinero o de los fondos que exista en la cuenta del banco, siendo suyo a efectos fiscales, legales y en la práctica.

Aunque, el autorizado lo podemos definir como una persona que puede operar con los fondos de la cuenta en nombre del titular, aunque no sea dueño de los fondos y no tengan obligaciones fiscales.

Operaciones que puede realizar el autorizado puede ser como estas:

  • hacer transferencias,
  • podrá ingresar y sacar dinero,
  • incluso firmar talones,

Pero no tendrá competencia para cancelar la cuenta, contratar tarjetas de crédito o contratar todo los productos que quiera.

¿Cuánto cuesta cancelar una cuenta bancaria en España?

También se puede dar el caso que tras dejar de ser titular o empezar el trámite el o la otra titular quiera cancelar esa cuenta financiera o bancaria, por lo que deberías tener estas consideraciones.

Si es probable que quiera cerrar su cuenta bancaria en algún momento, vale la pena averiguar lo fácil que es hacerlo y si hay alguna comisión.

Puede ser sorprendentemente complicado y, con los bancos tradicionales, a menudo implica aún más papeleo. Dependiendo de la cuenta bancaria de que se trate, el proceso puede conllevar comisiones.

Exactamente, varían de un banco a otro, pero para una flexibilidad total, un banco móvil como N26 le permite crear su cuenta en España y seguir utilizándola en euros en cualquier parte del mundo.

Si necesitas recibir una nómina, comprar un plan de telefonía móvil o poner las facturas del hogar a tu nombre, necesitarás una cuenta bancaria, ya sea individual o conjunta.

No dejes que la banca te impida aprovechar al máximo tus aficiones. Si encuentra una opción que le convenga, abrir una cuenta bancaria en España debería ser tan fácil como *uno, dos, tres*.