Saltar al contenido

Cambiar de Sucursal Bancaria

Cambiar de sucursal bancaria puede ser por diversos motivos, como cambio en donde vives, de localidad o de barrio, por cambiar de trabajo, etc.

Tendrás que tener múltiples factores en cuenta, como si la distancia a la que te mudas no contrarresta los beneficios de tu cuenta con tus gestores que ya conoces.

Así si a la distancia no le das importancia o es factible, lo mejor será dejar tu cuenta en la misma sucursal.

Sobre todo teniendo en cuenta la banca electrónica u online, que crece a pasos agigantados en cuanto a facilidad y rapidez.

Si cambias de hogar, a otra provincia o ciudad, lo lógico es cambiar también tu cuenta a una sucursal más cercana, pero también puedes cambiar por distintos motivos más.

Empieza a buscar la nueva sucursal del banco que más se acomode a tus necesidades y que mejor condiciones te ofrezcan.

Entonces tendrás que ir mejor en persona a la nueva sucursal, para los trámites necesarios, aunque mejor llama antes para informarte si necesitas algún documento.

Si te permiten cambiarte solo llamando (no es lo habitual si no te conocen) lo más lógico es que te pidan documentos que tendrás que aportar por correo u otro medio.

Tendrás que solicitar que te pasen los cargos o pagos que te realizas asiduamente, en tu nueva y recién estrenada sucursal. Tras esto tendrás que esperar para obtener los datos de la cuenta de tu nueva sucursal.

Lo normal es que te envíen o recojas un nuevo libro de cheques y una nueva tarjeta de débito. El proceso de cambio de sucursal, en la mayoría de los bancos debería ser rápido, eficiente y sin problemas.

Pasos a seguir para cambiar de Sucursal Bancaria

Lo aconsejable es ir primero o llamar a tu sucursal actual y hablar con quien sea competente para solicitar el cambio, dejando muy claro si vas a cambiar de cuenta solamente o también el resto de productos bancarios contratados.

Si el motivo del cambio es un cambio de domicilio, tendrás que aportar el documento que acredite tu nueva residencia, así como el DNI o  Pasaporte, y así acreditar tu identidad.

Por lo que cuando vamos a cambiar de Sucursal Bancaria, el siguiente paso es localizar la nueva sucursal de nuestra entidad a la que queremos cambiar y dirigirnos a sus responsables para solicitar dicho cambio y firmar y aportar los documentos necesarios.

¿Qué hacer si no nos dejan cambiar de sucursal bancaria?

Si pensamos que cambiar de oficina bancaria es fácil tenemos que tener en cuenta una serie de situaciones antes de iniciar el trámite de cambio de sucursal, y en algunos casos tendremos que perder mucho de nuestro tiempo para poder hacerlo.

Si nos dan largas o nos ponen problemas para cambiarnos de sucursal en nuestro banco, podemos hacer lo siguiente.

Cambiarnos de banco, una opción a tener en cuenta

Los bancos están muy acostumbrados a que los usuarios por pereza, desconocimiento, miedo o pasotismo, se olviden de sus demandas y lo dejen pasar, por lo que los bancos explotan este «fallo».

Tenemos que pensar que dentro del mismo banco, en la misma localidad o ciudad, las distintas sucursales compiten entre si y todas están supeditadas a lograr los objetivos que les marcan «desde arriba», no dejan de ser comerciales, que tienen que cumplir objetivos o serán penalizado e incluso despedidos.

Por lo que la opción que tenemos a nuestro alcance es cambiar de banco directamente, anulando todas las cuentas y contratos que tengas con ellos.

Si es un lío pero siempre estamos quejándonos de lo mal que funcionan pero la mayoría, por falta de tiempo, o pereza, o cualquier otro motivo no penalizamos esas conductas de «abuso de poder», y si uno, dos, tres clientes que se les vaya ni los notan pero si el número va aumentando, puede que cambien la política en cuanto a la atención a sus clientes.

Puedes leer como Cerrar Cuenta Bancaria Varios Titulares.

Reclamación en Distintos Sitios.

Otra opción que tenemos, no solo en los bancos, si no también en otras empresas privadas y públicas y que pocos utilizamos, son las reclamaciones.

Tenemos que tener claro que al poner una reclamación no vamos en contra del que tenemos enfrente en la mayoría de los casos, si no que es una forma de comunicar nuestro descontento con la atención recibida y como forma de que mejoren.

Además que uno ponga una reclamación, puede ser por que uno no vea la realidad del todo clara (vamos que estés como un cencerro) o que tienes un mal día, pero si muchos ponen la misma reclamación, ya es el problema del banco o de la empresa correspondiente.

Dicho esto, puedes poner una reclamación como inicio de un trámite que acabe en consumo o incluso en los tribunales, o simplemente para exponer tu descontento con el trato recibido en el propio banco (online o in situ mediante las hojas de reclamaciones).

O en Consumo de tu Ayuntamiento o Comunidad Autónoma o en el propio Banco de España-

¿Cómo Puedo Cambiar de banco o cerrar una cuenta bancaria?

Cerrar una cuenta o mover sus fondos a otro banco en España no es solo pasa por retirar todos los fondos de la cuenta. 

Deberá asegurarse de que la cuenta esté oficialmente cerrada. La mejor forma de hacerlo es visitar su sucursal bancaria; lleve su pasaporte o identificación válida con usted.

Dependiendo de la cuenta que tenga, es posible que deba completar y firmar algunos formularios. Si puede cerrar la cuenta en línea, es aconsejable solicitar la confirmación del banco de que la cuenta está cerrada.

Si simplemente está cambiando a otra cuenta bancaria, es mejor abrir la nueva cuenta antes de cerrar la existente.

Antes de cerrar una cuenta bancaria en España, asegúrese también de que:

  • No hay condiciones para cerrar la cuenta antes de un período de tiempo en particular. Algunas cuentas que vienen con ofertas especiales pueden tener una cláusula de que la cuenta debe permanecer activa durante un período mínimo, así que verifique esto primero para evitar penalizaciones;
  • No tiene pagos pendientes que salgan de la cuenta que lo dejarán con un saldo negativo. Cancelar todos los pagos de débito directo y orden permanente en la cuenta;
  • También debe notificar a su empleador oa cualquier otra persona que realice pagos en la cuenta que la cuenta ya no está en uso.

Cómo abrir una cuenta bancaria en España

Lo mejor es que acuda al banco de su elección en persona y solicite una cuenta. Los bancos suelen abrir sólo de 9 a 14 horas de lunes a sábado. Muchos de ellos no tienen personal que hable inglés; reserve una cita con un angloparlante o lleve un traductor (un amigo que hable bien).

Las cuentas suelen abrirse casi inmediatamente (en un plazo de 1 a 5 días) y la documentación y las tarjetas de crédito se envían en un plazo de dos semanas.

Por lo general, tendrá que aportar lo siguiente:

Prueba de identidad (por ejemplo, pasaporte)
Número de identificación de extranjeros (NIE) y certificado
Comprobante de domicilio
Prueba de la situación laboral (por ejemplo, tarjeta de estudiante, contrato de trabajo, documentación de desempleo)
Tenga en cuenta que los documentos que no estén en español pueden necesitar una traducción oficial. Si proceden del extranjero, es posible que deban ser autentificados con un sello de apostilla.

Cómo abrir una cuenta bancaria Electrónica u Online

Los bancos sólo por Internet suelen estar disponibles para los residentes, aunque las cuentas de los proveedores sólo por móvil, como Cajamar y N26, están disponibles para cualquier persona.

Si ya tiene una cuenta bancaria y quiere utilizar el móvil, sólo tiene que descargar la aplicación de banca móvil que está disponible en el sitio web del banco. Abrir una cuenta sólo para móviles suele llevar sólo unos minutos y normalmente se puede hacer desde el smartphone.

Tendrá que proporcionar una dirección, una dirección de correo electrónico y un número de teléfono móvil para vincular su cuenta. Consulte esta guía sobre la banca móvil en España para obtener más información.

Cómo abrir una cuenta bancaria en España para sus hijos

Muchos bancos españoles ofrecen cuentas para niños, como las cuentas de ahorro junior. Si quiere abrir una cuenta para su hijo, lo mejor es hacerlo en una sucursal bancaria española; algunos bancos permiten hacerlo por Internet.

El proceso no es muy diferente al de abrir una cuenta para usted. Tendrá que presentar un documento de identidad tanto suyo como del niño.

Los padres actúan como representantes legales del niño como titular de la cuenta hasta que éste cumple los 18 años, momento en el que se convierte en el único nombre asociado a la cuenta. El proceso y los requisitos exactos varían según el banco y la cuenta.

Cómo abrir una cuenta bancaria para empresas en España

La mayoría de los grandes bancos españoles ofrecen servicios bancarios para empresas, tanto pequeñas como grandes, incluyendo productos como préstamos y seguros. Si va a abrir un negocio en España o a hacerse autónomo en España, puede consultar las diferentes opciones de cuentas en las páginas web de los bancos españoles.

Además de la documentación estándar, tendrá que facilitar una dirección comercial y, si es una sociedad limitada, es posible que tenga que proporcionar la documentación oficial de la empresa y tener al menos dos firmantes en la cuenta.

Algunas cuentas, especialmente las destinadas a grandes empresas, pueden requerir depósitos mínimos y puede haber comisiones adicionales asociadas a las cuentas de empresa. Pida información por adelantado sobre las comisiones para evitar sorpresas desagradables.

Cómo abrir una cuenta bancaria en España desde el extranjero

Muchos bancos españoles aceptan cuentas de no residentes, por lo que es posible abrir una cuenta antes de la mudanza. Además de la documentación estándar, es posible que tenga que demostrar que no es residente aportando un certificado de no residencia.

Para obtenerlo, hay que solicitarlo en una comisaría de policía española y el proceso suele durar 10 días.

Por ello, esta opción es útil sobre todo para quienes pasan una parte importante de su tiempo en España pero residen normalmente en otro lugar. Algunos bancos se encargan de los trámites por una tarifa simbólica (unos 15 euros).

Deberá informar al banco en caso de que se convierta en residente, lo que se define como pasar 183 o más días al año en España o tener un negocio o empleo basado en España o un cónyuge o hijo menor de edad que sean residentes en España.